Paso 5: haz crecer a los demás


PASO 5 new
Quiero empezar este paso con un cuento, que espero que os guste.

En un jardín había una preciosa flor. Todos los que pasaban por aquel jardín, lo decían,“que flor más hermosa, es la más linda flor que he visto jamás”.
La flor era feliz.
En aquella tierra fértil, empezaron a crecer más flores bonitas,  que cada día crecían más y se hacían más, y más bonitas, de forma que el jardín estaba precioso, con diferentes colores y aromas.
No se alcanzaba ya, a distinguir la primera flor, aquella que todos admiraban días atrás, todos veían el precioso jardín, “Que precioso jardín, que bonitas las flores”.  Pero ya no decían nada de aquella primera flor.
La flor no podía soportar día a día como ya no la decían lo bonita que era. Pensaba que ya no era tan linda. Así que para poder recuperar su brillo, se le ocurrió que si todas las demás flores desaparecían, ella volvería a ser la linda flor de la que todos hablaban.
Convenció al duende del jardín para echar un veneno  que hiciera que las demás flores se marchitaran.
En pocos días, las flores comenzaron a marchitarse. Mientras que la primera flor, se veía bonita y se sentía feliz de nuevo.
Pasaban los días y el suelo se volvió tan estéril y árido que la primera flor se marchito, como las demás. Sufrió viéndose gris,  arrugada y sabiendo que no volverían a brillar sus colores en el jardín.

El Desear y ayudar a los que tienes a tu alrededor para que crezcan, mejoren y consigan lo que desean,  es como fertilizar la tierra de tu jardín, tendrá en ti repercusiones positivas.

Si los que te rodean se sienten felices y prósperos, si a tu alrededor hay prosperidad… ¿Qué crees que es más probable que encuentres? Como mínimo te transmitirán esa felicidad.

En cambio si te centras en hacer daño y dificultar el desarrollo de los demás, por el motivo que sea, ¿Qué crees que puedes encontrar? Tu entorno se volverá árido, como la tierra del jardín del cuento, se llenará de problemas,  dificultades, calamidades…

Es importante no confundir este paso. No pienses que tendrás que recibir lo que das, o ni siquiera la mitad. Realmente no funciona así. Es una cuestión de probabilidad.

Recuerda un par de anotaciones importantes. Para hacer crecer a otros, no hay que anteponer las necesidades de los demás a las propias. Tampoco hacer algo que no quieres.

Si decides seguir este paso, piensa que deseas que los demás crezcan a tu alrededor, pero no esperes recibir lo mismo. Hacer crecer, ayudar a conseguir sus metas a otros, es por si sólo gratificante, hace que te sientas mejor y fertiliza tu jardín.

Si te ha gustado, quieres sembrar flores, ser una linda flor o fertilizar tu jardín, comparte este cuento.

paso5hazcreceralosdemas

Psicóloga Carmen Martín / Tel.: 916334774 / info@psicologa-carmenmartin.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s