Plan para la protección de la salud frente a las pseudoterapias. ¿Conspiración, derecho o pérdida de libertad?


Recientemente, en España, se ha suscitado una intensa polémica e incluso alarma social con motivo de la presentación del Plan para la protección de la salud frente a las pseudoterapias, por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Ciencia.

Y este artículo tiene el objetivo de informar, para que luego cada uno tome sus propias decisiones.

Foto de Iñaki Del Olmo en Unsplash

En primer lugar, definamos los conceptos de los que hablamos, terapia, pseudoterapia, ¿Cuáles son las diferencias? ¿Y las semejanzas?

Para entender estos conceptos antes conviene aclarar otros, que son ciencia y pseudociencia.

CIENCIA: Los conocimientos que se alcanzan por el cumplimiento de un trabajo sistemático en una serie de fases (que incluyen la investigación y experimentación empíricas), que nos permite comprobar su validez o falsedad. Los conocimientos científicos no son dogmáticos, ya que son susceptibles de modificación, quiere decir que los conocimientos científicos pueden ser comprobados por cualquier persona en cualquier lugar, y que si los resultados no son coincidentes se producirá su modificación.

PSEUDOCIENCIA: Son aquellos conocimientos que NO han realizado el trabajo sistemático que nos permita comprobar su validez o falsedad, en muchas ocasiones no pueden ser comprobadas, por ser afirmaciones vagas e incluso contradictorias y en otras, además, tenemos la evidencia científica de que son falsos e incluso dañinos para la salud.

Desde luego la ciencia ha hecho que la humanidad consiga grandes hitos, centrándonos en el área que nos ocupa, el conocimiento y las técnicas científicas, son los responsables de que actualmente sobrevivamos a enfermedades a las que antes no sobrevivíamos.

TERAPIA: Se refiere al tratamiento de las enfermedades.

Con estos conceptos ya podemos entender que son las pseudoterapias

PSEUDOTERAPIAS: Son tratamientos que no tienen comprobada su validez. Carecen de evidencia científica.

Con respecto a nuestra salud es muy importante saber distinguir que tipo de tratamiento voy a recibir.

  1. TERAPIA, Tratamiento para una enfermedad, que esta comprobado que funciona, se conoce su alcance, sus límites y los riesgos que conlleva. (Con evidencia científica).
  2. PSEUDOTERAPIA, Tratamiento en el que NO esta comprobado que funciona, no se conoce su alcance, ni sus limitaciones, ni sus riesgos. (Sin evidencia científica).

Como estos conceptos no se manejan de forma cotidiana y muchas personas desconocen su significado, y tienden a suponer que los tratamientos que se hacen en un hospital o centro sanitario autorizado, tienen comprobada validez, y se conoce claramente los efectos de su alcance, riesgos y límites. Pero esta suposición a día de hoy no es cierta, ya que en Centros Sanitarios de España se están practicando pseudoterapias, sin informar que lo son.

Foto de Aditya Saxena en Unsplash

La diferenciación se hace aún más difícil, cuando hay personal sanitario (profesionales denunciados por pacientes y colegios profesionales) que usa y mezcla este tipo de tratamientos sin evidencia científica.

Con estos conceptos claros, expongo a continuación las líneas de acción del  Plan para la Protección de la salud frente a las pseudoterapias.

Línea 1. Generar, difundir y facilitar información, basada en el conocimiento y en la evidencia científica más actualizada y robusta, de las pseudoterapias a través de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud, en colaboración con el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades

  • Que los ciudadanos puedan saber que tratamientos están incluidos en las pseudoterapias

Línea 2. Evitar la publicidad engañosa de las pseudoterapias

  • Evitar publicidad engañosa. (Evitar promociones de afirmaciones sin evidencia científica.)

Línea 3. Garantizar que todas las actividades sanitarias se realizan por profesionales que dispongan de la titulación oficialmente reconocida y eliminar de los centros sanitarios las pseudoterapias

  • Que en los Centros Sanitarios Españoles, se den tratamientos probados, basados en evidencia científica, de los que se puede comprobar sus resultados, sus límites y sus riesgos y que sean practicadas por profesionales con titulación oficial.

Línea 4. Establecer una actuación coordinada con el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidad para reforzar los principios del conocimiento y de la evidencia científica en la formación a los profesionales sanitarios

  • Profesionales sanitarios con formación que contenga conocimientos científicos.

En resumen las líneas de acción de este plan, pretenden informar de las terapias carentes de evidencia científica (pseudoterapias), evitar publicidad engañosa, velar porque los profesionales que cuidan de nuestra salud tengan titulación oficial, y reforzar la formación científica en los profesionales sanitarios.

Foto de Hal Gatewood en Unsplash

Teniendo en cuenta lo expuesto y las desinformaciones de conspiración, pérdida de libertad, prohibición…, que he leído sobre este asunto en la red, me gustaría añadir, que; Según lo escrito en el Plan, tenemos y seguiremos teniendo a nuestra disposición terapias y pseudoterapias, que los objetivos y las líneas descritas dicho plan, no eliminan, ni limitan, ni suprimen la oferta de pseudoterapias, ni el libre derecho a su uso. Además las personas que realizan pseudoterapias podrán seguir haciéndolo, aunque fuera de los centros sanitarios autorizados (públicos y privados).

Lo novedoso de esta plan es que pretende velar y garantizar, lo que ya está incluido en toda deontología profesional, que es “… el uso y aplicación de instrumentos y técnicas con solida fundamentación objetiva y científica.” (También incluido en el Código Deontológico del Psicólogo)

Como profesional sanitario, este plan para mí, adquiere especial relevancia, en el área de mi trabajo; La Psicología (que es una ciencia, ya que cuenta con evidencia científica). Y en lo que respecta a esta ciencia, existe aún más confusión y desinformación, tanta que podríamos hablar de Psicología y Pseudopsicología. Lamentablemente, gran parte de la población española no tiene conocimientos suficientes para diferenciarlas. En consecuencia, con mucha frecuencia y sin saberlo, son víctimas de tratamientos y terapias que no están fundamentadas en la evidencia científica y que en ocasiones resultan intervenciones iatrogénicas. (Pero este punto merece una próxima publicación para su desarrollo)

Y quiero decir que me posiciono a favor de que las personas dispongan de información suficiente para tomar decisiones respecto a su salud, de que los profesionales que trabajen en Centros Sanitarios Autorizados tengan su titulación oficial, y que los tratamientos que se apliquen en ellos tengan garantías científicamente avaladas. También de que exista la libertad de acceso y uso de las pseudoterapias, pero fuera de los Centros Sanitarios Autorizados, y con la máxima información veraz disponible. Porque esto es lo que yo quiero para mí cuando recibo asistencia sanitaria, y como profesional son los requisitos mínimos que quiero para mis pacientes/clientes.

Pero, tú puedes querer otras cosas cuando se trata de cuidar tu salud y la de los tuyos.

Psicóloga Carmen Martín           Testimonios         La consulta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.