Paso 2: Desecha el rencor


Sentirse Mejor en 10 pasos.

Paso 2.

PASO 2 new

Ya habrás escuchado la frase  “El rencor es como tomar veneno y esperar a que la otra persona muera”.

En este momento cuando recuerdas…, lo que hizo y dijo, sufres viviendo y reviviendo una y otra vez aquellas sensaciones dolorosas… Le guardas rencor… Además consiguió provocar consecuencias en tu vida, consecuencias que seguramente conseguiste afrontar y superar, posiblemente te cambio, posiblemente aprendiste algo de aquello… Pero, lo realmente importante en este momento es ¿quién sufre hasta hoy por lo que otr@ hizo ayer?  Y,  ¿cuánto tiempo crees que tienes que seguir sufriendo?

El rencor hace daño a la persona que lo siente, no a la que lo hizo. No resuelve tus problemas y tampoco te hace más feliz. Entonces, ¿para qué mantenerlo?

Cuestionar la intencionalidad, ponerte en el lugar del que te hizo daño y seguir adelante son algunas de las cosas que puedes hacer para desechar el rencor.

Cuestiona la intencionalidad

Lo más frecuente es  que acciones de otras personas nos hagan sentir dolor, y es frecuente también que nuestros comportamientos dañen a otras personas, en la mayoría de los casos este dolor que causamos y sentimos es producido sin intención. Y El matiz de la intencionalidad tiene su valor. No es lo mismo que una persona quiera hacerme daño y perjudicarme, que la que lo hace sin darse cuenta. Solemos dotar de intencionalidad las acciones de los demás aun cuando no tenemos la certeza. Cuestionar esa la intencionalidad ayudará a desechar ese rencor.

Ponte en el lugar del que te hace daño.

Pero, ¿qué ocurre si ha sido intencionado? Cuando una persona quiere dañar o perjudicar a otra suele ser porque no es capaz con recursos propios alcanzar sus objetivos o la persona a perjudicar le supone un riesgo, en realidad carece de habilidades y ciertamente lo sabe y sufre por ello. Esta persona está sufriendo y no conoce otra forma de actuar para evitar su propio sufrimiento, sufrimiento que cesará por un tiempo determinado, ya que hasta que no adquiera los recursos y habilidades que necesita se sentirá en la necesidad de reafirmarse a través del sufrimiento de los demás. Si te quiso perjudicar es porque has sido evaluad@ por tus destrezas y habilidades como alguien superior, más importante, por tanto que eras una amenaza para su trabajo, para su pareja… El ser capaz de ponernos en lugar de esa persona viendo su sufrimiento y percibiéndote como lo hace, puede ayudarte a cambiar el rencor.

Sigue adelante

Lo más importante es poner aquella situación, comportamiento y dolor en el lugar y tiempo en que ocurrió, asume las consecuencias, afronta las dificultades que te ocasiona hoy, decide lo que quieres en adelante, elige lo que no te hace daño.  No revivas el sufrimiento trayendo al presente, lo que está en un lugar y tiempo pasado. Sitúala en su lugar y sigue adelante.

 paso 2 desecha el rencor

Psicóloga Carmen Martín / Tel.: 916334774 / info@psicologa-carmenmartin.es

3 Replies to “Paso 2: Desecha el rencor”

  1. Un tema muy interesante.
    Tengo 40 años y aún no he superado los malos tratos por parte de mi madre durante mi infancia.
    Siempre imagino cómo sería mi vida de diferente si no le guardara rencor a la mujer que me dio la vida.
    Gracias.

    Me gusta

    1. Yo lo he superado pensado que ella, lo paso muy mal en su vida y no sabía demostrar el cariño que en realidad sentía y era la que más sufría. Con el paso del tiempo, he aprendido a entenderla,quererla y perdonar. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s